31 jul. 2010

Códigos en la Milonga

El chamuyo no es compás.
Fuente: Guillermo Thorp de la Revista Diostango Diciembre 2009

Para disfrutar la milonga, resulta saludable conocer, al menos,
algunos códigos. Aquí, un aporte para una mejor convivencia en el salón.
* Que la ronda se siga conforme al sentido inverso a las agujas del reloj.
* Que cada uno conserve su carril, no zigzaguee, ni se convierta en un “ganador de pistas”.
* Que no avancemos por la derecha de otra pareja que esté bailando delante de nosotros.
* Que sepamos pedir disculpas si chocamos, pisamos a otro, inclusive a nuestro compañero/a.
* Que para lucir bailando, la mujer no necesita realizar ganchos y voleos altos cuando la pista está colmada de milongueros.
* Que las exhibiciones de baile se realizan sin parejas rodeando, de modo que cuando estamos con otros alrededor, sepamos desenvolvernos en el espacio lógico que nos obliga a ocupar.
* Que el hombre vaya a buscar a la mujer que invitó a bailar
y ésta espere sentada hasta confirmar la invitación.
* Que el varón deberá acompañar a su compañera, hasta el
límite de la pista más cercano a la mesa de ella, amablemente.
* Que la invitación a bailar, es siempre preferible hacerla
mediante el “cabeceo”, sin forzar a la dama a una situación
incómoda o “ventajeando” a otros bailarines/milongueros que
sí respetan los códigos.
* Que para buscar a su compañera se evite cruzar entre las
parejas bailando.
* Que mientras bailamos el tango, no estemos conversando,
...porque el chamuyo no es compás (ni melodía).

Guillermo Thorp

No hay comentarios:

Publicar un comentario